Ambulancia y urgencias

+56 65 233 33 33

Central Telefónica

+56 65 233 33 00

Cáncer de mama

La detección temprana está en tus manos

7 octubre 2020

El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo cada mes de octubre, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

En Chile, el cáncer de mamas es la primera causa de muerte en las mujeres y el número de ellas que muere al año alcanza la importante cifra de 1.688 (Globocan 2018, OMS), lo que significa que más de 4 mujeres mueren diariamente por esta enfermedad.

Durante este mes, queremos reforzar la importancia del autocuidado y los controles médicos. Si el cáncer de mama es detectado a tiempo tiene un mejor pronóstico y su tratamiento en la fase inicial, una alta probabilidad de éxito. Por ello, hazte una mamografía al año, visita al especialista y no olvides tu autoexamen mensual.

Las últimas cifras reportadas a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través del Globocan en 2018 da cuentas de que anualmente se diagnostican 5,393 nuevos casos de cáncer de mama en nuestro país, una cifra que nos obliga a seguir insistiendo en la detección temprana.

¿Qué es?

El cáncer de mama es una enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control. Existen distintos tipos de cáncer de mama. El tipo de cáncer de mama depende de qué células de la mama se vuelven cancerosas.

El cáncer de mama puede comenzar en distintas partes de la mama. Las mamas constan de tres partes principales: lobulillos, conductos y tejido conectivo. Los lobulillos son las glándulas que producen leche. Los conductos son los tubos que transportan la leche al pezón. El tejido conectivo (formado por tejido fibroso y adiposo) rodea y sostiene todas las partes de la mama. La mayoría de los cánceres de mama comienzan en los conductos o en los lobulillos.

El cáncer de mama puede diseminarse fuera de la mama a través de los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos. Cuando el cáncer de mama se disemina a otras partes del cuerpo, se dice que ha hecho metástasis.

¿Por qué se produce?

Como en todos los cánceres, no se sabe exactamente por qué se origina, pero el simple hecho de ser mujer es ya una condición de riesgo. A pesar de que también la pueden padecer hombres, la enfermedad es mucho más común en las mujeres.
A medida que se envejece, el riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa. La mayoría de los cánceres de mama ocurren en mujeres de 55 años y mayores.

“La tasa de incidencia del cáncer de mama aumenta considerablemente desde los 40 años de edad, es por ello que la detección precoz y la educación son claves. Cuando el cáncer se detecta en etapas tempranas las probabilidades de curación son muy altas y los tratamientos menos agresivos, otorgándole a las pacientes una buena tolerancia y una mejor calidad de vida”, explica el Dr. Ricardo Villarroel, médico director de Clínica Puerto Varas.

A pesar de que la condición de género y la genética no son modificables, existen varios factores de riesgo que sí lo son.

¿Cuáles son los síntomas?

En etapas tempranas, el cáncer de mama no da síntomas, por lo que es de particular importancia el control periódico con su médico. En la medida en que el cáncer avanza pueden aparecer algunos señales que nos ayuden a detectar esta enfermedad de manera precoz.

¿Cómo se diagnostica?

Si bien la mamografía es la única herramienta útil en la detección del cáncer de mama en etapas iniciales, también se recomienda a todas las mujeres, incluso aquellas menores de 40 años, hacerse un autoexamen mensual, entre 7 y 10 días después de iniciada la menstruación.

Lo más importante es que acuda a su control médico anual y le pida una mamografía o eventualmente, una ecografía mamaria como parte de su revisión habitual.
Si hay sospechas de un cáncer mamario, es probable que le solicite una resonancia magnética o una biopsia para analisis en laboratorio del tejido sospechoso.

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende de muchos factores, incluyendo el tipo y etapa del cáncer. En general, los tratamientos para el cáncer pueden incluir cirugía, radioterapia y/o quimioterapia. La mayoría de las pacientes recibe una combinación de tratamientos cuyo objetivo principal es tratar el cáncer e impedir que regrese.