Central Telefónica

+56 65 233 33 00

Alergias estacionales

¡Maldita primavera!

31 octubre 2017

Para muchos la primavera es época de flores, amor y buen tiempo; pero para cada vez más personas, es temporada de alergia; una afección muy molesta que se manifiesta entre otros síntomas con picazón de nariz y ojos, estornudos frecuentes, obstrucción y secreción nasal abundante.

La alergia es una respuesta anormal del sistema inmune frente a partículas llamadas alérgenos, como pueden ser el polvo, pasto, polen y caspa de perro y gato. Una vez en contacto con ellos, las células de los órganos afectados se defienden liberando histamina, una sustancia que incrementa la inflamación de sus membranas. Por lo tanto, a mayor producción de polen durante la primavera, mayor es la respuesta alérgica.

El Dr. Francisco De la Paz, Otorrinolaringólogo de Clínica Puerto Varas señala que esta afección es cada día más común y puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, los niños pequeños son más susceptibles ya que su sistema inmune no está completamente maduro y generalmente tienen mayor contacto con los alérgenos. “Hasta hace unos años, entre el 1 y el 5% de la población era alérgica, hoy esta cifra se encuentra entre el 10 y 15% y para el 2025 se estima que afectará a un 20% de las personas en el mundo”, añade el profesional.

¿Cómo distinguir la alergia de un resfrío?

Si bien ambas condiciones tienen síntomas similares como la congestión nasal, los estornudos y la picazón; el resfrío tiene un compromiso del estado general y una duración de entre 5 y 7 días. Por su parte, la alergia dura más tiempo con un aumento en primavera y no produce fiebre.

Prevención y tratamientos

Para el especialista la mejor manera de prevenir y/o disminuir los síntomas de la alergia es evitar el contacto con los alérgenos. Los principales consejos en este sentido son:

  • Ventilar adecuadamente la casa para evitar el ingreso del polen. Esto debe hacerse a mediodía ya que las horas de mayor concentración de polen son bien temprano en la mañana y las últimas de la tarde.
  • Limpiar superficies y suelos con paño húmedo para no levantar polvo.
  • Evitar salir al jardín cuando se corta el pasto.
  • No salir al exterior los días de mucho viento para evitar el contacto con el polen.
  • Viajar en auto con las ventanas cerradas.
  • No mantener en los hogares gran cantidad de peluches, alfombras, cortinas, plantas y adornos que acumulen polvo.
  • Para muchos la primavera es época de flores, amor y buen tiempo; pero para cada vez más, es temporada de alergia; una afección muy molesta que se manifiesta entre otros síntomas con picazón de nariz y ojos, estornudos frecuentes, obstrucción y secreción nasal abundante.

    La alergia es una respuesta anormal del sistema inmune frente a partículas llamadas alérgenos, como pueden ser el polvo, pasto, polen y caspa de perro y gato. Una vez en contacto con ellos, las células de los órganos afectados se defienden liberando histamina, una sustancia que incrementa la inflamación de sus membranas. Por lo tanto, a mayor producción de polen durante la primavera, mayor es la respuesta alérgica.

    El Dr. Francisco De la Paz, Otorrinolaringólogo de Clínica Puerto Varas señala que esta afección es cada día más común y puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, los niños pequeños son más susceptibles ya que su sistema inmune no está completamente maduro y generalmente tienen mayor contacto con los alérgenos. “Hasta hace unos años, entre el 1 y el 5% de la población era alérgica, hoy esta cifra se encuentra entre el 10 y 15% y para el 2025 se estima que afectará a un 20% de las personas en el mundo”, añade el profesional.
    ¿ Cómo distinguir la alergia de un resfrío ?

    Si bien ambas condiciones tienen síntomas similares como la congestión nasal, los estornudos y la picazón; el resfrío tiene un compromiso del estado general y una duración de entre 5 y 7 días. Por su parte, la alergia dura más tiempo con un aumento en primavera y no produce fiebre.

    Prevención y tratamientos

    Para el especialista la mejor manera de prevenir y/o disminuir los síntomas de la alergia es evitar el contacto con los alérgenos. Los principales consejos en este sentido son:
    Ventilar adecuadamente la casa para evitar el ingreso del polen. Esto debe hacerse a mediodía ya que las horas de mayor concentración de polen son bien temprano en la mañana y las últimas de la tarde
    Limpiar superficies y suelos con paño húmedo para no levantar polvo.
    Evitar salir al jardín cuando se corta el pasto.
    No salir al exterior los días de mucho viento para evitar el contacto con el polen.
    Viajar en auto con las ventanas cerradas.
    No mantener en los hogares gran cantidad de peluches, alfombras, cortinas, plantas y adornos que acumulen polvo.

    En cuanto a los tratamientos, De la Paz recomienda primero consultar a un especialista ya que un cuadro alérgico puede complicarse y ser susceptible a virus y bacterias. Los medicamentos más utilizados son los antihistamínicos de primera y segunda generación; corticoides inhalatorios e inmunoterapia, que es el contacto controlado del paciente con micro dosis del alérgeno.

    Dr. Victor Manuel Paredes Schwerter (Otorrinolaringología)
    Juan Pablo Gormaz Bardavid (Otorrinolaringología)
    Francisco José De La Paz Pérez (Otorrinolaringología)
    Felipe Andrés Castillo Farías (Otorrinolaringología)
    Vicente Alfonso Carrillo Andrades (Otorrinolaringología)
    Cristian Aedo Bendeck (Otorrinolaringología)